8 tips

En estos últimos años ha incrementado no solo el interés por el Reiki sino también la cantidad de personas y escuelas que lo enseñan. Y ante todo esto es normal que a la hora de elegir un maestro o maestra nos sintamos mareados y dubitativos con la cantidad de información que hay.

Hace unos años atrás yo también me encontraba en esa misma situación buscando dónde aprender, por esto mismo he decidido escribir las 8 claves importantes a la hora de elegir a tu maestro o maestra de Reiki.

Oferta y demanda

Sí el Reiki a tomado este último tiempo mucho interés y porque es sin duda una terapia que funciona muy bien. Comprobación de esto es la cantidad de personas que lo a probado y notado sus efectos, a la vez que algunos lo eligieron como su terapia personal.

El Reiki se creó en el año 1922 y desde allí hasta el día de hoy a tomado más o menos popularidad dependiendo de los años, pero sin duda es una terapia que va en crecimiento y uno puede ser consciente de esto a través del interés exponencial que esta terapia tiene, basta con ver la variedad de escuelas y personas que lo enseñan o lo ofrecen.

Como contraparte, el Reiki tiene algo que otras terapias no tienen POCA INFORMACIÓN Y MEZCLADA. Esto es porque hablamos de Japón, dónde los saberes no se transmitían en documentos o papel sino de forma oral. Añado además el hecho de que estamos hablando de una cultura totalmente diferente a la nuestra, con conocimientos y forma de ver al mundo totalmente diferente a lo que conocemos en occidente. Por lo tanto en su arribó a esta parte del mundo por parte de la Sensei Takata en el año 1925, el Reiki se ha transmutado y convertido en una terapia totalmente diferente a lo que se conoce en Japón y en esa transmutación mucha gente a añadido, inventado y quitado conceptos lo cual ha echo que cada escuela enseñe cosas diferentes acerca del Reiki Tradicional.

Por esto razón podemos encontrarnos con personas que han estudiado Reiki y que entre ellas no compartan las mismas enseñanzas, misma historia, mismas técnicas, posturas de manos, ni mismos conceptos. Es por esta razón que es completamente normal entonces que nos sintamos dudosos o inseguros a la hora de escoger un lugar seguro dónde aprender y elegir a un maestro/a que nos enseñe.

8 tips
Las 8 claves 

Ahora si y sin más que decir comienzo con la enumeración.

  1. Información: tomate tu tiempo y dedícate al principio a buscar en internet u otros medios las escuelas que más te convenzan, no te olvides de leer con detalle lo que cada una ofrece.

  2. Opiniones o comentarios: es importante sí, pero recuerda que es la opinión o comentarios de otros, esto servirá únicamente de guía.

  3. Ponte en contacto: es muy importante hablar ya sea que llames, preguntes por whatsapp o, si estás cerca, acudas al lugar. Esto te ayudará a definir si te convence o no. Recuerda que que con este tipo contacto sos capaz de captar mucha más información.

  4. Material de estudio: pregunta si entregan manual u otros medios. A muchos les ha sucedido que después del curso no recuerdan los ejercicios y al no tener un manual dónde acudir pierden el interés, se sienten inseguros de practicar o no quieren continuar con su avance. 

  5. Contacto durante y luego de la cursada: resalto esto ya que algunas de las preguntas surgen durante la cursada y la gran mayoría luego de haber cursado, cuando nos largamos a practicar u ofrecer los servicios.
    Entonces es ahí dónde debe estar el maestro/a para que cuando surjan sepamos vas a ser respondido.

  6. Certificado: si entiendo, hay maestros/a que no lo ofrecen porque en su visión del Reiki el certificado es una forma de ego o no les gusta darlo, de cualquier forma está perfecto. Pero el certificado debe estar ya que es una comprobación de que sí realizaste el curso y además da seriedad a los servicios que estás ofreciendo. Aunque el paciente o el alumno no pregunte, él va a observar con interés tu pared en búsqueda de tu certificación.

  7. Sintonización: no es algo mágico, ni extraño, ni negativo sino que es necesario para poder realizar Reiki y es el maestro/a quien lo hace. Pero hay escuelas y maestros que no lo realizan y esto puede traer complicaciones a la persona que da sesiones (agotamiento, nivel bajo de energía, malhumor, cansancio, dolor de cabeza, absorción de mala energía, etc). Asique y para quitar la duda, no es un bautismo, ni pertenencia a ninguna secta y el maestro tampoco activa el poder de curación. Lo único que hace es a través de una serie de movimientos activar y limpiar tu canal energético para que des energía Reiki. El don de sanar ya lo tenés y es innato en todos.

  8. Por último y lo más importante dejate guiar por tu intuición: sin duda alguna te llevará a tomar la ¡mejor decisión!.

Danos tu opinión