Karmic Reiki

Karmic Reiki

El Karmic Reiki es una técnica que te va a permitir liberar todo ese karma que bloquea el flujo natural de tu vida. Que te estanca y no te deja avanzar.

Solemos entender al Karma como algo malo, algo negativo. Incluso es entendido muchas veces como una suerte de castigo por las acciones negativas que realizamos en el pasado, sea en esta vida o en anteriores.

¡Pero eso no es así! El Karma es un maravilloso regalo que nos permite crecer a nivel espiritual, aprender y evolucionar.

Los sellos especiales de Karmic Reiki serán la clave para esta liberación.

Lo que vas a aprender

Asesoría

Personalizada a través de WhatsApp y redes sociales para que no te quedes con ninguna duda y puedas compartirnos tus experiencias con los ejercicios.

Acceso inmediato

Acceso al aula las 24 hs, los 365 días del año y de por vida. Para que puedas realizar los cursos a tu ritmo y forma.

Recursos

Además de las clases grabadas en video, vas a contar con manuales en PDF y ejercicios en audio con los cuales vas a poder profundizar en tu conocimiento.

Certificación

Al finalizar cada curso se entrega el certificado de la Escuela Gassho que avala tu formación.

Es normal sentir muchas veces en nuestra vida que algo no fluye.

Tener la sensación de estar tratando de avanzar pero que algo nos tira hacia atrás.

A pesar de nuestro esfuerzo y dedicación las cosas negativas se repiten una y otra vez sin razón aparente.

Yo lo llamo sentirse estancados.

¿A qué se debe esto?

A pesar de nuestras buenas intenciones y objetivos claros en muchas ocasiones nos encontramos frente a estas etapas de estancamiento. Solemos enojarnos y en el mejor de los casos trabajar con más dedicación y empeño. Pero aún así las cosas no cambian. Al contrario, en muchas ocasiones parecen empeorar a medida que pasa el tiempo.

Esto es así porque estamos frente a una situación donde las leyes del karma nos están dando la oportunidad de corregir y liberar el karma acumulado.

¿El karma es algo malo?

No, claro que no.  Es muy común escuchar a la mayoría de las personas referirse al karma como algo malo, algo negativo, una suerte de castigo por las malas acciones que realizamos en el pasado.

Sin embargo, el karma es un maravilloso regalo.

Si decidimos aceptar el regalo, vamos a tener la posibilidad de hacer un profundo aprendizaje que nos ayude en nuestro desarrollo espiritual y personal.

Profundicemos un poco más.

¿Qué es Karma?

Karma significa acción y karma es todas las acciones físicas, verbales y mentales que tomamos como escribir, pensar, hablar, comer, tomar decisiones, rascarse, dormir, comprar, ahorrar, respetar, insultar; todo lo que hacemos y no hacemos, ya que la inacción es también acción, es karma y siempre es voluntario. Estas decisiones a su vez, generan ciertos resultados o consecuencias. 

Por ejemplo: si abrimos un negocio y trabajamos, la repercusión o la consecuencia de este acto posiblemente sea que el negocio tenga éxito. Si somos violentos y tratamos mal a otros, podemos esperar que los demás nos traten igual. Lo que producirá el efecto kármico en nuestra vida es la acción final que tomemos, y esa decisión va a desencadenar que cada uno de nosotros vivimos en carne propia las consecuencias de nuestros propios actos, ya sean positivos o negativos. 

Esas acciones, a su vez, desprenden un tipo de energía que se acumulan o quedan marcadas en nuestro campo áurico y lo van condicionando todo. Estas energías nos acompañan de una vida a otra y permanecerán con nosotros hasta que aprendamos de nuestros errores, ya que el karma no diferencia la vida de la muerte, y si no aprendemos, seguiremos repitiendo las mismas circunstancias una y otra vez, no hay escapatoria de esto. 

Pero cuando aspiramos a vivir una vida mejor y comenzar a actuar de otra manera, se hace posible transformar el mal karma que hemos acumulado hasta ahora en un buen karma ya que, gracias a él, hemos despertado a una forma de vida correcta.

El campo áurico y el tiempo

Aunque nosotros percibamos el tiempo de forma lineal (pasado – presente – futuro) y el espacio en las distancias, realmente no es así. El tiempo es una invención del hombre, por lo tanto, el tiempo en si no existe más que como un concepto. Tampoco existe el espacio, la dimensión en la que vivimos es tan densa que nos hace creer que es así. La energía en cambio no se mueve en pasado, presente y futuro, sino que es atemporal, se encuentra fuera de los límites del espacio y tiempo y esto lo podemos comprobar en nuestro día a día, cuando pensamos en alguien y ese alguien aparece o nos llama. 

Esa situación no es casualidad como le solemos decir. Esto también pasa a nivel físico – energético, un cansancio, enfermedad, dolor, síntoma y situaciones adversas, son producto de algo que creemos que únicamente nos está pasando ahora, pero muchos de estos dolores, tienen su verdadera realidad o su causa en el pasado y esto lo podemos comprobar cuando estamos tensionados o nerviosos y al relajarnos sentimos dolor (muscular o cabeza). El dolor es producto o resultado de una tensión pasada. 

“El dolor es la consecuencia y no la causa en sí” Con esta frase, abrimos el abanico y se nos expande la visión que teníamos acerca de muchas cosas y empezamos a encontrar respuestas donde antes no había. En el ejemplo anterior dijimos que si nos tensionamos el dolor aparece y muchas veces lo tratamos para que desaparezca pero al tiempo vuelve o, peor aún, a las pocas horas. 

Esto pasa, porque estamos tratando o atacando la consecuencia, o sea lo que vemos reflejado en el cuerpo físico (dolor), y no la causa en sí que es la raíz (tensión). El ejemplo es fácil, si cortamos con la raíz (tensión) el dolor desaparece para siempre, si continuamos tensionándonos el dolor crecerá y aparecerán otros más. Pero, hay situaciones más complejas en donde la mente olvida pero nuestro campo áurico y nuestra energía no. 

Hay hechos y sucesos que nos ocurrieron antes de nacer, estando en la panza de nuestra madre y también hechos y sucesos después de nacer, que pudieron quedar en el olvido por no poder recordar o que si recordamos y que de igual forma nos siguen afectando a día de hoy. Ya sea un reto o un golpe de más que recordamos pero hacemos de cuenta que no nos afecta, un hecho traumático que no recordamos y muchísimas más opciones de las que podemos ser o no conscientes. Todo esto vuelve a nuestro presente una y otra vez tratando de liberarse, tratando de sanar y esto pasa porque guardamos miedos, angustias, odio y estos sentimientos, que son un tipo de energía negativa, nos impiden evolucionar, crecer y estar bien. La energía negativa nos deja atascados en ese pasado, en esa situación y vamos creciendo físicamente, pero lo hacemos en base a ese dolor y tomamos decisiones en base a ese dolor y enfermamos en base a ese dolor. 

El dolor emocional se hace visible en el dolor físico y se materializa para avisarnos que es momento de que sanemos. Al sanar nos sentimos renovados, en paz, con más energía y fuerza. Comenzamos a hacer las cosas y tomar decisiones basados en nuestros verdaderos intereses y anhelos. Todo a nuestro alrededor se transforma, pero el alrededor sigue igual, lo que hicimos fue hacer un cambio en nuestra visión. 

Tiene que haber un hecho compensador, algo que rectifique ese pasado del cual somos y no conscientes. Por esto mismo muchas cosas vuelven a repetirse una y otra vez, porque estamos tratando de sanar la consecuencia y no la causa, al no sanar o quitar la raíz, el problema vuelve a surgir y a manifestarse una y otra vez. 

El abanico de posibilidades que abrimos es grande porque todavía no dijimos una parte importante de este curso, nuestro aura se la divide en varios campos y la que nos concierne a nosotros está relacionada con el alma, esa parte es eterna y esencial.

Sanación de vidas pasadas

“Todo está conectado nada se pierde”

Hay situaciones que vivimos en otras vidas y que acarreamos en nuestro presente, por no haberlas sanado en su momento y estas no nos dejan progresar o sentirnos bien. También nos puede pasar que una situación se nos repita una y otra y otra y otra vez y no entendamos el porqué, o sintamos ciertos miedos o tengamos ciertas reacciones inexplicables ante algunas circunstancias (insomnio, fobias, etc). 

Muchas de estas situaciones son producto de acciones tomadas en vidas pasadas que se manifiestan a día de hoy, por no haberlas sanado en su momento. Y otras son producto de situaciones traumáticas que nos tocaron vivir y que dejaron una huella, un eco o una marca. 

Objetos que nos produjeron la muerte o gran sufrimiento como sogas y cuchillos se ubican en el aura, no de manera física sino energética. Esa situación que nos marcó queda grabado en nuestro campo áurico con la forma del objeto en cuestión o con la imagen que vivimos y lo hace a nivel energético, junto con la emoción negativa que nos generó (miedo, angustia, temor, etc). 

La emoción, que es un tipo de energía, envuelve al objeto energético encapsulándolo y reteniéndolo de una vida a otra, interrumpiendo así el flujo de energía en un episodio de dolor, dicho evento se congela para siempre. Esto es lo que denominamos un bloqueo. 

Al volver a nacer se vuelve a manifestar y nosotros lo podemos sentir como sensación de que algo nos aprieta, sensación de cargar con algo pesado, también como síntomas, fobia inexplicable, insomnio, etc. Todas sensaciones que hasta ayer no tenían una explicación racional. 

La persona no puede ser consciente de esto y tampoco podemos saber cuánto karma hemos acumulado o cuantos objetos o emociones congeladas cargamos en nuestro campo. Y mucho de estos traumas subyacen bajo los problemas del presente y que buscamos resolver atacando de esta forma la consecuencia (lo que vemos) y no la causa (raíz).

Karmic Reiki

En una sesión de Reiki kármico utilizamos únicamente 5 sellos y no hay posiciones de manos como en Reiki Usui. Son fáciles de usar, pues se trata de cargar las manos y canalizarlas en el aura con Reiji Ho (técnica para recibir guía), o dibujarlos sobre el cuerpo.

Aprenderemos:

1° Sello: Gracia – Símbolo kármico

El símbolo de Gracia funciona para depurar una conducta repetitiva provocada por problemas kármicos, incluidos patrones de pensamientos y traumas que se traen desde el nacimiento. Por ejemplo: cuando una persona come en exceso, este sello trabaja con la razón esencial que provoca esa conducta.

Efectos:

  • Impide que la persona se hunda más en su karma.
  • Ayuda a que los patrones mentales que hacen que repitamos circunstancias negativas, sanen.
  • Sirve para hábitos no deseados.
  • Sana traumas en el momento de nacer, el cual es un momento difícil para todos.

2° Sello: Mariposa Emocional – Limpiador kármico

Este símbolo funciona con el aspecto emocional de los problemas causados por el karma negativo, lleva los patrones y hábitos emocionales subconscientes a la mente consciente, para que el paciente los maneje. Se emplea inmediatamente después de haberse utilizado sello de Gracia. 

El símbolo puede visualizase sobre el cuerpo entero o dibujarse sobre las manos y colocarlo en el cuerpo emocional nuestro o del paciente.

Efectos:

  • Sana las consecuencias emocionales de karma negativo. El hacer algo y arrepentirse después. Por ejemplo: como demás y me siento mal emocionalmente.
  • Logra pasar de la mente automática a subconsciente a la mente consciente. Con esto podemos darnos cuenta de que cosas son las que nos están emocionalmente afectando repetidamente.

3° Sello: Vaporizador de bloqueo kármico – Mei Ku Do

Esta poderosa frecuencia funciona para limpiar manifestaciones de objetos físicos que se evidencian en el aura; por ejemplo: soga, cuchillo, agua o un muro. Su intensa vibración vaporiza todo bloqueo, dejando sólo una sombra del síntoma kármico.

Efectos:

  • Se trabaja la manera traumática que en alguna vida hemos fallecido. Por ejemplo: caída de un precipicio que en la actualidad se traduce con sensación de ahogo, miedo a volar o a las alturas.
  • Limpia todas las manifestaciones de objetos físicos que se encuentran ubicados en el aura. Por ejemplo: sensación de tener algo clavado o sensación de tener las piernas atadas y pesadas.

4° Sello: Limpiador de Sombra Kármica – Mei tu Nyo

Una vez limpio, puede quedar una sombra o una zona donde el flujo energético está estancado o no hay energía. Para restablecer el flujo normal de la energía, empleamos Mei Tu Nyo del mismo modo que el anterior.

Efectos:

  • Es la sombra o raíz, termina con esa sensación y los miedos. Si este sello no es aplicado, la raíz del problema vuelve a crecer.
  • Se termina el miedo a la muerte que nos pueda haber quedado de otra vida.

5° Sello: Conexión con el Guía – Shite Myo

Sello de muy alta frecuencia, este crea una conexión más cercana con los guías de Reiki, intensificando de esta forma el tratamiento. Funciona bien en situaciones de codependencia (individual y relacional), problemas kármicos, crecimiento espiritual y allí donde se necesite gran cantidad de energía y amor.

Efectos:

  • Sirve como reseteo o reconexión cuando durante mucho tiempo la persona se fue lejos, se fue de sí mismo y de sus guías o Dios. Produce una reconexión con las creencias originales.
  • La energía.
  • Campo áurico.
  • Reencarnación.
  • Definición del Karma.
  • Tipos de karma.
  • Sanación de vidas pasadas.
  • Tratamientos kármicos.
  • 1° Sello: Gracia – Símbolo kármico.
  • 2° Sello: Mariposa Emocional – Limpiador kármico.
  • 3° Sello: Vaporizador de bloqueo kármico – Mei Ku Do.
  • 4° Sello: Limpiador de Sombra Kármica – Mei tu Nyo.
  • 5° Sello: Conexión con el Guía – Shite Myo.
  • Sesión a otros en silla.
  • Sesión a otros en camilla.
  • Sesión a distancia.
  • Sesión a nosotros mismos.
  • Maestría.
  • Sintonización y armonización.

Preguntas frecuentes

No, no es necesario. Vas a iniciar tu formación en un estilo de Reiki que posee sus propias iniciaciones y metodología.

No. Todos podemos aprender a hacer Karmic Reiki de manera efectiva. Cada persona posee el don de poder sanar con su energía.

Como en todos nuestros cursos contás con asesoría personalizada a través de WhatsApp para despejar dudas y compartir experiencias.

Podes hacer todas las preguntas que desees siempre que lo desees. Nuestro objetivo es que seas capaz de aplicar el Kundalini Reiki en tu vida para tu desarrollo y para ayudar a otras personas.

Si, al finalizar vas a recibir el certificado de la Escuela Gassho a tu nombre para validar tu formación. Y vas a estar en condiciones de dar sesiones e incluso iniciar a otras personas en Karmic Reiki.

Si, ya que vas a ser iniciado en el nivel practicante y Maestría. Eso te permite no solo dar sesiones sino además enseñar e iniciar a otros.

No tenés un límite de tiempo, es acceso inmediato y de por vida. La mayoría de nuestros alumnos además de sus empleos tienen hijos y sabemos muy bien, ya que también somos padres, el tiempo que nuestros pequeños amores demandan. La idea es que en verdad lo hagas a tu ritmo y sepas que el curso es de acceso de por vida por lo cual lo vas a poder consultar siempre.

Opiniones de nuestros alumnos

Marcela Lupi
Marcela Lupifacebook
Read More
les quiero contar que para mi hacer el curso fue una experiencia maravillosa la profe es un ser de luz que aparte de mandarte todos los videitos esta siempre para cualquier duda...gracias!!!
Juana Lopez
Juana Lopezfacebook
Read More
Lucia es espectacular. muy buena el acompañamiento.
Naty Ricci
Naty Riccifacebook
Read More
El curso es muy didáctico, cumplió con mis expectativas.
Previous
Next

Ventajas

Este curso es para vos sí:

Dale al botón rojo para conocer el precio en tu moneda local y las formas de pago.

Incribíte y empecemos a estudiar hoy mismo