Mikao Usui, al utilizar Reiki en otros, no seguía las posiciones de manos estándar que conocemos en occidente. El Reiki que él daba se basaba en la intuición y la percepción de sus manos, pero con el paso del tiempo y las modificaciones que fué expermientando, este Reiki original se fue perdiendo, dando paso a un sistema mucho más sistematizado, el cual se rige, a día de hoy, por lo que podría decirse una forma casi obligatoria de realizarlo. Digo “casi obligatoria” porque muchos terapeutas sienten miedo de hacer algo quee esté fuera de lo que aprendieron, de la norma, y así temen hacer un reiki que no sirva. 

El reiki no se puede sistematizar completamente porque estamos tratando con energía, la cual fluye libremente, por lo tanto, como terapeutas, debemos permitir que nuestra energía Reiki tambien fluya libremente. Cuando sentimos el deseo de hacer algo que va más allá de lo aprendido y nos detenemos por miedo a hacer algo incorrecto o cometer un error, la energía Reiki se bloquea, lo que genera tensión, duda e incomodidad. La persona que está recibiendo la sesión, al ser sensible, puede percibir esta incomodidad y sentirse molesta, lo que rompe la armonía que se había logrado al principio de la sesión. En este punto, el terapueta se habrá desconectado de la energía Reiki y de su estado de concentración, todo por pensar si realizar o no aquello que por intuición o inspiracion le había llegado a hacer.

El reiki se basa en dos principios: intuición y percepción. Las posiciones de manos son una forma de introducir a la persona en esta asombrosa terapia, pero son sólo eso. A medida que uno avanza, despertierta sus habilidades y desarrolla su propia forma de practicar Reiki, conectándose cada vez más con la energía y su flujo. Sí, Mikao Usui enseñó 5 posiciones de manos, todas ubicadas en la cabeza, ya que según la cultura japonesa, todos los males y problemas residen allí y deben ser sanados y armonizados. Luego, enseñó a sus discipulos a continuar la sesión no basándose en posiciones de manos, sino en lo que sus manos percibían. Los alumnos debían escanear el aura en busca de “Byosen y Hibiki”, es decir, sensaciones de desequilibrio que se perciben en las palmas de las manos en forma de calor, frio, emociones, etc, y al encontrarlas, debían permanecer en esa área el tiempo necesario hasta que la sensación o hibiki desapareciera. Por lo tanto, una posicion de mano no duraba necesariamente 4 o 5 minutos, sino que dependía del grado de desarmonía y el tiempo que el reiki tardara en restablecer el flujo adecuado.

Para finalizar, debo decir que el reiki que se aprende en las escuelas está correcto y es un punto de partida para comprender qué es y cómo funciona esta práctica. Sin embargo, a medida que practiques y te familiarices con ella, la intuición vcomenzará a ser tu guía principal. Escúchala y confía en ella, ya que será tu mejor aliada para mejorar en tu técnica.

A cotinuación, dejo un video que muestra la técnica de las 5 posiciones originales del Reiki junto con la mejor forma de continuar con la sesión: 

Danos tu opinión