Cuarzo Blanco

Estos cristales son ideales para cualquier rincón de nuestro hogar donde se busque armonía. Son versátiles en su uso terapéutico, aptos para cualquier chakra, y poseen la capacidad de disolver la negatividad y energizar el ambiente. Son verdaderamente maravillosos. Al colocarlos cerca de la televisión, actúan como barreras, absorbiendo las radiaciones negativas del dispositivo y limitando su extensión. Sin embargo, es importante limpiarlos con regularidad. Cuando lo hagas, evita tocarlos directamente; es recomendable envolverlos en un paño para su manipulación.

Para reequilibrar nuestro flujo energético podemos, con las manos extendidas hacia adelante y las palmas mirando hacia arriba, colocar un cuarzo blanco en la mano derecha con su punta mirando al frente y uno en la mano izquierda con su punta en dirección a nuestro cuerpo. Al sostenerlos de esta manera sentiremos rápidamente como la energía se armoniza.

Colocar un cuarzo en el chakra corona o en la frente, con el extremo apuntando hacia abajo, contribuye a aportar claridad durante momentos de confusión mental. Proporciona fuerza y luz.

El cuarzo alivia los nervios y es beneficioso llevarlo sobre el pecho o como parte de un collar. Al hacerlo, no sólo protege al portador, sino que también disuelve la negatividad del entorno circundante. Ayuda a prevenir infartos, depresiones, indecisiones y confusión. Además, cuando se coloca sobre el tercer ojo, actúa como un tratamiento efectivo contra la fatiga.

Colocar un cuarzo en el grifo de agua o en la ducha, de modo que el agua fluya a través de su superficie —por ejemplo, sujetándolo con elásticos o dentro de una botella de cristal— transforma el líquido en una fuente de salud. Esta agua de cuarzo es beneficiosa no sólo para nosotros, sino también para los animales y nuestras plantas. En bosques enfermos, tanto las puntas de cuarzo como la arena de cuarzo se han utilizado con éxito para promover su recuperación. También es beneficioso llevar un cuarzo pulido en el bolsillo.

¿Cómo programar el cuarzo blanco?

Pasos a seguir:

  1. Respira profundamente varias veces hasta alcanzar un estado de relajación.
  2. Cierra los ojos e imagina que te encuentras dentro de un círculo de luz blanca, rodeado por un borde dorado.
  3. Toma el cristal, que previamente debe haber sido lavado, y coloca su punta en el tercer ojo. Ahora puedes proyectar cualquier pensamiento o deseo en el cristal, siempre y cuando estos sean positivos.
  4. Una vez finalizado, coloca el cristal en un lugar donde nadie más pueda tocarlo. Si deseas enviar energías positivas a otra persona, simplemente orienta la punta del cristal hacia fotografías de esa persona.
  5. Si en algún momento deseas desprogramar el cristal, simplemente lávalo.

Puedes programar todos los cuarzos que desees. Al hacer esto estarás enviando energía positiva a tus objetivos de manera continua favoreciendo enormemente su manifestación.

1 Comment

Danos tu opinión