Reiki y Shinto

El Reiki no es sólo una forma de estar bien. Reiki y el Sintoísmo ocultan muchos misterios y misticismo que no nos es revelado, salvo por su investigación y sobre todo por su práctica constante.

Reiki es mucho más amplio de lo que realmente se cree o se ve a simple vista y nunca perderá aquel misterio. Por misterio me refiero a una verdad que está por encima de la razón y el pensamiento. Y por misticismo, me refiero a un estado de perfección que consiste en la unión con la Divinidad y que va acompañado de éxtasis y revelaciones.
Reiki y Shinto

La creencia sintoísta

La filosofía del reiki está basado en gran parte en el Sintoísmo, y uno se preguntara ¿Qué tiene que ver? y es que el sintoísmo es la raíz, la base, el asentamiento del pensar y sentir del japonés tanto antiguo como moderno. No se puede separar el uno del otro porque el sínto es mucho más que una religión, es una forma de ser.

En sí todas las artes japonesas están basadas en el sintoísmo, por lo tanto el Reiki y el sintoísmo están íntimamente ligados. Entonces para entender un poco más del reiki debemos viajar hacia el Japón antiguo o sea hacia las raíces mismas del sentir japonés.

El sintoísmo nos enseña además de muchas más cosas, que la realidad es aquí y ahora, o sea el presente y abarca todo lo que estemos pensando, viendo y sintiendo en este instante. No hay nada más allá de esta realidad que estamos viviendo.

El sintoísmo nos enseña su regla más importante que es la no dualidad y la integración con la naturaleza. Recordemos que estamos hablamos de épocas antiguas dónde los kamis (dioses, esencias, fuerzas vitales) convivían con los hombres en relación de mutua solidaridad. El hombre debía lograr a través del magokoro (pureza del corazón) una conexión con todas esas esencias vitales, junto con la práctica constante de diferentes artes y la ética. Consiguiendo al final de su existencia volverse un kami.

Este concepto nos enseña entonces que los japoneses no veían al mundo como algo dual o separado. No dividían el mundo de los dioses y el mundo terrenal, espíritu o mente, sino que todo estaba unido en el aquí y ahora.

Estas ideas son difícil de entender o comprender para el hombre occidental, ya que busca intelectualizarlo todo. Los occidentales, tenemos muy marcado la idea de un Dios único, inalcanzable y fuera de este mundo. Creemos en la idea del cielo o paraíso donde las almas van a buscar el descanso eterno. 

Estas dos formas, conceptualizar y dualidad tan marcadas hacen que la práctica, cómo el Reiki u otras (meditación, etc) las veamos como algo que debemos realizar en ciertos tiempos, horarios, formas y lugares, dividiendo así  la práctica del resto de la vida cómo si fueran cosas separadas.

El Reiki debe ser realizado sin pensamientos, sin idealizaciones y sin pareceres. Simplemente sintiendo y viviéndolo!

“El ser Divino está aquí en tu cuerpo y en todas partes. Cada persona es un universo en sí misma, un templo viviente. Si entras en el conocerás a tu Kami”.

Mikao Usui

!!!Contenido exclusivo!!!
Regístrate GRATIS para poder ver esta publicación y recibir más contenido🤗😊✨

[oa_social_login]

Danos tu opinión